@Especial Elecciones

Lo que se juega en el plebiscito

Hace pocos días, Azerta Perú organizó un webinar para sus clientes con dos reconocidos analistas políticos chilenos para revisar los escenarios que se juegan en la votación del plebiscito de salida de este domingo. El cientista político Cristóbal Bellolio y el Director de Estudios Políticos y Sociales de Azerta, Camilo Feres, conversaron acerca de los procesos que decantaron en este histórico momento y lo que viene a partir del día después.

1 septiembre 2022

Si bien el 4 de septiembre es la fecha que se resolverá si la mayoría Aprueba o Rechaza el borrador del texto constitucional propuesto por la Convención  Constituyente, sin duda que lo más relevante vendrá a continuación, cuando las alianzas y las fuerzas políticas se reordenen en función del resultado y el porcentaje que obtenga cada opción. Así como también respecto de los liderazgos que emerjan detrás de la bandera que ese día se enarbole triunfante.

Dada la importancia de esta elección y la relación empresarial que existe entre ambos países, Azerta Perú invitó a dos destacados analistas políticos chilenos -Cristóbal Bellolio y Camilo Feres-, para que lideraran un webinar sobre este trascendental proceso.

Mientras que Feres, reconocido columnista y Director de Estudios Políticos de Azerta Chile, hizo un profundo análisis histórico del por qué estamos enfrentando este momento y en qué pie nos encontramos. Durante la exposición, la tesis “Del penal sin arquero” a “lo damos vuelta” de Bellolio, abogado y Licenciado en Ciencias Políticas de la Universidad Católica, Ph.D en Filosofía Política de la University College London, desmenuzó lo que a su juicio había pasado con el proceso constituyente. Según el analista, dentro de las situaciones que ocurrieron  se mezclaron una serie de factores, entre ellos la sospecha hacia la élite y el empresariado, más otras cosas que llevaron a que en octubre de 2020, ‘una abrumadora mayoría de la ciudadanía decidiera embarcarse en un proceso constituyente para reemplazar la Constitución de 1980 como viga maestra del andamiaje político institucional chileno’. Y es que literalmente, el triunfo del Apruebo en el plebiscito de entrada fue de tal magnitud, casi un 80% de apoyo, que muchos pensaron que la aprobación final del texto ofrecido por la Convención Constitucional convocada sería, simplemente, un trámite. Sin embargo, desde hace varios meses, las encuestas anticipan, con mayor o menor margen, un triunfo de la opción Rechazo. ‘Y aquí nos encontramos, a días del plebiscito de salida, con el gobierno de Gabriel Boric desplegado frenéticamente para dar vuelta un insólito marcador en contra’, aseguró Bellolio durante el webinar. La gran pregunta es ¿qué sucedió?, ¿cómo pasamos del ‘penal sin arquero’, al coloquial “lo damos vuelta”? Para ello, Bellolio tiene cinco hipótesis que pasamos a revisar a continuación.

  1. Cambio en el clima político: si en un primer momento el termómetro se inclinaba hacia el proceso constituyente como la canalización institucional del estallido social, ‘donde la izquierda sostuvo que la única manera de satisfacer estas demandas era a través de cambios sustantivos al modelo político y económico consagrado en la “Constitución de Pinochet”, que ninguna de las sucesivas reformas pudo alterar en su esencia’, según Bellolio, había esperanza de que los convencionales representaran intereses transversales. Pero a mediados de 2021 -a pocos meses de la  elección de la Asamblea- las declaraciones de la mayoría de este grupo terminaron por cansar a los chilenos, quienes sintieron demasiada incertidumbre refundacional. Este nuevo clima, sentenció el sociólogo Alfredo Joignant, “extinguió el hechizo del estallido social”, citó Bellolio durante el webinar.
  2. La caída reputacional de la Convención Constituyente: si en un primer momento la Convención se convirtió en símbolo de restauración democrática, “la diversidad política y cultural también tuvo una expresión estética y performática: desde vestimentas tradicionales de los pueblos originarios a disfraces del estallido social, discursos con guitarra, sufragios desde la ducha y referencias a la era de Acuario, que provocó resistencia en los sectores más formales. La Convención pasó a ser, para muchos, ‘un circo’”, aseguró Bellolio. El episodio de Rojas Vade, el convencional que mintió sobre su padecimiento de cáncer y su obligada renuncia terminó por desgastar el factor reputacional.
  3. Las dos almas del Apruebo (de entrada): esa hipótesis -rememoró el analista político- obliga a analizar quiénes componen ese 80% que votó a favor de un cambio de Constitución. “Aquí podemos distinguir dos almas, relativamente equivalentes en tamaño, en el amplio Apruebo de entrada. Por un lado, el Apruebo Sustantivo (AS), por el otro, el Apruebo Procedimental (AP)”. El AP buscaba la esperanza de que el contenido de esa norma tuviese mayor continuidad con la noción de una democracia liberal, representativa y capitalista, como la que actualmente tenemos, pero era totalmente distante de modelos como los que se han adoptado en la región, a propósito de la influencia del nuevo constitucionalismo latinoamericano. “Según esta hipótesis, una mayoría del AP (aunque no todos) se movió hacia el Rechazo de salida. Si a este voluminoso grupo — que podría representar cerca de un 25% de los electores—, le agregamos los 22 puntos del Rechazo de entrada, nos acercam