@Actualidad

El metaverso industrial

Las compañías están apostando por el mundo inmersivo virtual. Una realidad paralela que permite a las empresas experimentar con todo tipo de innovaciones a muy bajo costo. De ahí el interés de Kawasaki, Boeing y Kraft Heinz, entre otras, por aplicar esta tecnología, que según estimaciones para 2030 generará negocios a nivel mundial por US$ 21 mil millones.

24 junio 2022

Desde que apareció en nuestras vidas el Metaverso, las compañías han visto en este recurso un gran potencial. Nadie quiere quedar fuera de este nuevo mundo inmersivo virtual, que se extiende al real y el cual está atrayendo a diversas industrias y marcas. Es así como Microsoft decidió aliarse con empresas como Kawasaki, Boeing y Kraft Heinz. Mientras que Apple también ve un gran potencial en el tema: “Somos una empresa en el negocio de la innovación, por lo que siempre estamos explorando tecnologías nuevas y emergentes”, dijo su CEO, Tim Cook a Business Insider a principios de 2022, cuando le preguntaron sobre el tema.

En un comienzo se pensó que el Metaverso estaría más cerca de las áreas del entretenimiento, pero en la actualidad su uso industrial gana terreno de forma veloz. Al crear un mundo paralelo virtual, son los avatares, guiados por los humanos, quienes pueden trabajar probando tecnologías, herramientas, innovaciones o facilitando procesos dentro de las industrias, sin que eso implique riesgo alguno. Se trata de un verdadero win-win en los tiempos actuales.

Casos emblemáticos: lo que la empresa japonesa Kawasaki está realizando es quizás uno de los mejores ejemplos para entender cómo funciona esta tecnología ya que “no es necesario contar con asistencia física del equipo especializado, sino que se guían a los trabajadores desde su gemelo digital, realizando pruebas que en el mundo real son costosas en tiempo y dinero”, explica el sitio web Marketing4ecommerce.net. La apuesta de mejorar el sistema de simulación permite a los fabricantes probar cientos de escenarios para elegir las estrategias de negocios que mejor se adapten a su compañía. En la práctica, implica una excelente manera de subir en la escala de competitividad en esa industria. “En este caso, los trabajadores de la fábrica Kawasaki usan cascos HoloLens para ayudar con la producción, las reparaciones y la gestión de la cadena de suministro”, asegura CNBC. La alianza permitirá fabricar robots y dar un nuevo impulso a la marca.

En el caso de Kraft Heinz, la gigante multinacional de alimentos ve en el Metaverso la solución a sus problemas logísticos. En su alianza con Microsoft la compañía usará Azure, una plataforma en la nube que le permitirá trazar un mapa de sus líneas de suministro de forma virtual, donde podrá simular el stock de productos por adelantado.

Mientras que Boeing tiene un proyecto bastante ambicioso con el Metaverso, “la compañía considera que estas nuevas herramientas digitales serán fundamentales para llevar un nuevo avión desde su concepción hasta el mercado en tan sólo cuatro o cinco años”, explica el suplemento cinco días del diario El País.

Estos casos demuestran que “los consumidores están pidiendo un nuevo tipo de experiencias que les permitan tener un conocimiento más profundo de las marcas, sus valores y cómo funcionan”, aseguró Olivia Houghton, analista creativa senior en la consultora The Future Laboratory a la revista Vogue.

La industria de la moda: la pandemia deprimió fuertemente la industria de la moda. Según un estudio de McKinsey, a nivel mundial esta sufrió una disminución del 20 % en los ingresos entre 2019 y 2020. Para no seguir en ese estancamiento las marcas de ropa adoptaron canales virtuales, pero necesitaban ir un paso más adelante para concretar y aumentar las ventas. “Una forma en que esto se logró fue a través de la introducción de salas de exhibición digitales con tecnología RA  (Realidad Aumentada) o RV (Realidad Virtual)”, explica la revista Entrepreneur. La idea fue que a través de esas herramientas los clientes pudieran tener la capacidad de ver cómo les quedaba la ropa antes de comprarla. La ventaja de introducir el Metaverso en esta industria ha estado vinculada a dos temas. Primero eliminar la necesidad de engorrosos inventarios físicos de productos. La segunda ofrecer productos más personalizados a los clientes.

En esta esfera de la moda hay dos empresas que han apostado por el Metaverso. Primero Nike que lo hizo participando a través de Roblox con Nikeland. Allí los usuarios pueden practicar diversos deportes con sus avatares, quienes van vestidos con productos de la marca estadounidense. Mientras que Balenciaga -la compañía de ropa de lujo- exploró el Metaverso con la venta de mascarillas decoradas especialmente con personajes de Fornite.

La experiencia lo es todo: esta nueva realidad virtual ha llevado a muchos a soñar en grande. Un mundo paralelo que transporte a los seres humanos a lugares donde anhelarían estar, pero sin moverse de su escritorio, parece ciencia ficción. Los más soñadores son los proveedores de contenido en directo, entre ellos el mercado del fútbol. “El modelo de éxito del Metaverso se podría aplicar en el nuevo Santiago Bernabéu, pero también en cualquier otro estadio del mundo”, asegura El Economista. Pero sin las limitaciones físicas propias de los recintos deportivos, siempre condicionado a un número determinado de plazas en las gradas, fondos o tribunas. Se supone que esto permitiría que todo el mundo pueda disfrutar en directo del fútbol, con una experiencia muy parecida a la que existe en el propio estadio. Además, sería un gran negocio para una de las industrias que mueve mucho dinero anualmente. Lo mismo podría replicarse para conciertos. Nada mal sería ver a los Rolling Stones desde el sofá de la casa, sintiéndose en primera fila con los lentes de realidad virtual.

Sin duda, el área del Metaverso Industrial es un campo de exploración sin fin. Donde cabe la moda, el rub