@Actualidad

El escándalo Clinton y Lewinsky 20 años después

Finalmente, el 7 de septiembre llegará a las pantallas estadounidenses (en FX, concretamente) la esperada temporada número tres de 'American Crime Story'. Esta vez se trata de 'Impeachment', la antología de Ryan Murphy y compañía que se adentra minuciosamente en la historia de Mónica Lewinsky y el escándalo que amenazó gravemente la presidencia de Bill Clinton.

2 septiembre 2021

El panorama general: como ésta es una historia que tiene más de dos décadas, de seguro habrá muchas personas que ya no recuerdan lo que ocurrió. Pero una serie de categoría mundial viene con todo para curar la amnesia de los olvidadizos del escándalo político que marcó una época: el affaire entre el ex presidente estadounidense Bill Clinton y la becaria de la Casa Blanca, Mónica Lewinsky.

  • Todo ocurrió entre 1995 y 1997. En ese momento Lewinsky trabajaba como becaria en el ala Oeste y le reveló a Linda Tripp, entonces su colega y amiga, que tuvo relaciones sexuales con Clinton durante nueve ocasiones en las oficinas de la Casa Blanca.
  • Lo que Mónica Lewinsky no sabía ni tampoco vio venir era que Tripp estaba grabando esa confesión por teléfono. Mientras tanto la becaria revelaba y revelaba detalles de sus aventuras con el Presidente.
  • Pues bien, llegó el momento para que el público conozca más versiones de esa historia. De ahí que bajo el nombre de “American Crime Story: Impeachment”, Ryan Murphy decidió agregar una nueva historia (las dos primeras entregas se basaron en los casos de O.J. Simpson y el crimen de Gianni Versace), a su catálogo de series.
  • La historia y el guión se basan en el libro de Jeffrey Toobin, ‘A Vast Conspiracy: The Real Story of the Sex Scandal That Nearly Brought Down a President’. Y tras una excelente adaptación la serie más esperada del último tiempo, se estrenará el 7 de septiembre en FX.
  • La noticia del escándalo apareció por primera vez el 17 de enero de 1998, en la web de noticias Drudge Report, sitio que además informó que ya habían varios periodistas que estaban trabajando en la historia que exponía el romance.

Por qué importa: porque el affaire Clinton-Lewinsky casi le arrebata la presidencia a Bill Clinton, de entonces 49 años de edad y Mónica Lewinsky, una becaria de la Casa Blanca, de solo 22; quién tuvo que someterse a un Impeachment.

  • También importa porque contará por primera vez el affaire, pero no desde el punto de vista necesaria del poder, sino desde lo que ocurrió con Lewinsky, quien ha dado con suerte tres entrevistas sobre la relación. Se podrán acceder a detalles y presiones que no se revelaron en ese momento.
  • Entre los nombres del reparto están Clive Owen, quien interpretará a Clinton, mientras que Edie Falco será su esposa, Hillary. Por su parte, Beanie Feldstein interpretará a Lewinsky y Sarah Paulson, a Linda Tripp. Finalmente, Anthony Green interpretará a Al Gore y Annaleigh Ashford a Paula Jones.

La historia: todo comenzó en 1995, cuando Mónica Lewinsky -graduada del Lewis & Clark College- fue contratada para trabajar como pasante ad honorem en la Casa Blanca durante el primer período de Clinton. Posteriormente, la trasladaron a la Oficina de Asuntos Legislativos de la Casa Blanca.

  • Mientras trabajaba en la Casa Blanca, empezó una relación personal con Clinton. De las pocas declaraciones que ha dado, ella creía estar enamorada del mandatario, pero cuando él negó su vínculo, se dio cuenta de que se trataba de un «abuso inapropiado de la autoridad» respecto de la relación que la becaria sentía que tenían.

El impeachment (juicio político): Lewinsky mintió bajo juramento, al igual que Clinton, quien junto a su frase de «relaciones sexuales», aseguró que «No hay una relación sexual, una relación sexual impropia o cualquier otro tipo de relación impropia». Sin duda, uno de los usos más dudoso en términos de pedantería semántica de la historia.

  • Los abogados de Clinton trataron entonces de argumentar, de forma risible, que Clinton no había cometido perjurio, ya que la palabra «hay» demuestra que sólo hablaba en tiempo presente. Y que no se trataba de relaciones sexuales propiamente tal, ya que el sexo se producía «sobre» él, y no «por» él.
  • Las noticias sobre esta aventura extramarital y la investigación resultante, promovida por el Partido Republicano, llevaron a juicio político por perjurio del presidente Clinton por parte de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, en 1998.
  • Clinton negó haber mantenido ningún tipo de relación erótica con Lewinsky. Sin embargo, las pruebas de ADN sobre un vestido azul obligaron al mandatario a admitir dicha relación.
  • El 28 de julio de 1998, Lewinsky recibió la inmunidad procesal a cambio de testificar ante el gran jurado acerca de su relación con Clinton. A pesar de ello, se ha enfrentado durante toda una vida de burlas y desprecios tras los acontecimientos. Hasta ahora, porque parece que finalmente la dramatización de American Crime Story va a equilibrar las cosas.
  • Luego Clinton admitió, en un testimonio grabado ante el gran jurado el 17 de agosto de 1998, que había tenido una «relación física inapropiada» con Lewinsky”. Y más tarde, Clinton dio un discurso televisado visto por millones de estadounidenses en el que reconocía el hecho.

Alineados para esconder el affaire: Lewinsky declaró haber tenido encuentros sexuales con Bill Clinton en nueve ocasiones, entre noviembre de 1995 y marzo de 1997. De acuerdo con la agenda publica de esa época, la ex primera dama de los Estados Unidos, Hillary Clinton, estuvo en la Casa Blanca por lo menos en algún momento, en siete de esos días.

  • En abril de 1996, los superiores de Lewinsky la reubicaron laboralmente en el Pentágono, porque sentían que estaba pasando demasiado tiempo con el Presidente.
  • De acuerdo con su autobiografía, la Casa Blanca pidió en 1997 al entonces embajador de Naciones Unidas Bill Richardson que entrevistara a Lewinsky para un trabajo en la ONU. Richardson lo hizo y le ofreció un puesto, pero ella lo rechazó.
  • Durante los meses siguientes y a lo largo del verano, los medios de comunicación debatieron si había habido una aventura y si Clinton había mentido u obstruido la justicia, pero nada pudo establecerse definitivamente más allá de las grabaciones. Además, la propia Lewinsky no estaba dispuesta a discutir la aventura o a testificar sobre ésta.
  • El 27 de enero, Hillary Clinton apareció en el magazine ‘Today’ de la cadena NBC, donde señaló: «La gran historia aquí para cualquiera que quiera investigar y escribir sobre ella y explicarla es esta vasta conspiración de la derecha que ha estado conspirando contra mi marido desde el día que anunció su candidatura para Presidente».
  • Clinton fue exonerado de todos los cargos de perjurio y obstrucción a la justicia en un proceso de 21 días por parte del Senado. Además, se libró de un juicio político completo y se le permitió seguir en el cargo, ya que su comportamiento no se consideró de «altos delitos y faltas«.
  • El 20 de agosto de 1998, tres días después de que Clinton testificara sobre el escándalo de Mónica Lewinsky, la operación Alcance Infinito lanzó misiles contra las bases de Al Qaeda en Khost (Afganistán) y la fábrica farmacéutica de Al-Shifa, en Jartum (Sudán). Algunos países, medios de comunicación, manifestantes y republicanos acusaron a Clinton de ordenar los ataques como una cortina de humo.

¿Cómo está involucrada Lewinsky en la serie?: está completamente a bordo como una de las productoras ejecutivas de la serie. Además, declaró a la revista Vanity Fair: «La gente ha estado contando mi parte en esta historia durante décadas. De hecho, no ha sido hasta los últimos años cuando he podido reclamar plenamente mi relato, es decir casi 20 años después».

  • «A lo largo de la historia, las mujeres han sido traducidas y silenciadas. Ahora es nuestro momento de contar nuestras propias historias con nuestras propias palabras».
  • Lewinsky también asegura que casi todos los libros escritos sobre la destitución de Clinton fueron redactados por hombres. “Pero espero que al participar, al contar la verdad sobre una época de mi vida -una época de nuestra historia- pueda ayudar a garantizar que lo que me ocurrió a mí no vuelva a sucederle a otra joven en nuestro país».