La revolución del Podcast

El último reporte del estado de los medios en el mundo, realizado por el Reuters Institute de la Universidad de Oxford, entregó un dato llamativo: el 38% de los chilenos declara haber escuchado al menos un podcast durante el pasado mes.

¿Pero qué son los podcast, para qué sirven, de dónde surgen y por qué son cada día más relevantes?

El podcasting o podcast (su adaptación al español es podcast en singular y plural) no es otra cosa que una publicación digital de audio o video que puede ser descargada desde internet. Algo así como un programa de radio “personalizable”, el reemplazo natural de los blogs en la época del multimedia. Lo interesante es que pueden subirse a plataformas tan populares como Spotify o ITunes, lo que favorece su difusión y expansión.

Su historia es breve y está directamente relacionada con el nacimiento del RSS (el sistema de suscripción actual). Fue el 13 de agosto de 2004, cuando el VJ de MTV Adam Curry utilizó las especificaciones de este sistema para poder añadir archivos. El término Podcast, en tanto, fue acuñado ese mismo año por el periodista de The Guardian Ben Hammersley, en un artículo llamado “Audible Revolution”, en que fusionó las palabras iPod y Broadcast.

Siguiendo la lógica de un programa radial, los podcast más populares tienen un presentador, panelistas o entrevistados, aunque también han ido proliferando aquellos en que un único expositor -generalmente un experto en un área determinada- dedica algunos minuto a profundizar en temas de interés. Ejemplo de ello es la recién lanzada plataforma Emisor Podcasting de Teletrece.

El principal valor agregado del Podcast es la permanencia. Pueden ser escuchados varias veces y durante mucho tiempo. Es por eso que casi todas las radios hoy día cuentan con archivos de este tipo disponibles en sus sitios web y redes sociales, que disponibilizan sus programas o entrevistas a sus auditores.

Además de eso, el formato los hace fácilmente digeribles. No es necesario leerlos, por lo que pueden ser consumidos en cualquier lugar y momento, incluso realizando otras tareas en simultáneo. Si a eso sumamos que es muy barato de hacer, resulta una gran alternativa al momento de entregar contenidos a las distintas audiencias.

De esta forma, varias empresas alrededor del mundo están trabajando en este formato para reforzar la difusión de sus mensajes corporativos: BBVA, IBM, Harvard Medical School y Arsenal F.C.