La nueva carrera espacial

Jeff Bezos, Elon Musk, Richard Branson y Larry Page encabezan las listas de millonarios que están a la vanguardia de la exploración espacial. ¿Qué hay detrás de esta generación empresarial?; ¿quieren dejar un legado, pasar a la historia como pioneros o están apostando a que la Tierra ya no tiene remedio?; ¿cuál es el rol que juega Chile en esta tendencia?

 

¿Por qué el tema ha cobrado relevancia?: Jeff Bezos (57 años), el segundo hombre más rico del mundo después de Elon Musk (49 años), anunció que dejará su cargo de director ejecutivo en Amazon durante el segundo semestre de 2021 para dedicarse a sus proyectos personales. Su empresa espacial Blue Origin, enfocada en impulsar el transporte orbital, es la que concentrará la mayor parte de su tiempo y entusiasmo.

 

¿Qué significa este anuncio?: según la revista estadounidense Forbes, Blue Origin está luchando por ganar la competencia con SpaceX -empresa de Musk- para desarrollar un módulo de aterrizaje en la Luna y volver a llevar humanos dentro de pocos años.

 

¿Legado o huida?: Aparentemente, un poco de todo. “Para los multimillonarios, el futuro de la tecnología consiste en su capacidad de huida”, escribió Douglas Rushkoff colaborador de medios como The New York Times. El profesor universitario también explicó que “el objetivo es trascender la condición humana y protegerse del cambio climático, los grandes flujos migratorios, las pandemias globales…” (ctxt.es)

 

Quién es quién en la carrera espacial: los logos de la NASA compiten con los de las compañías privadas que han resucitado la carrera espacial.

Elon Musk: conocida como Space X -llamada por todos Starlink- fundó su compañía espacial en 2002. La mayor ambición de este empresario ha sido enviar vuelos tripulados a Marte con el fin de colonizar ese planeta. “Yo quiero morir en Marte, pero no de un impacto”, aseguró en una entrevista a BBC.

Jeff Bezos: su empresa aeroespacial se llama Blue Origin y fue fundada en el año 2000. Desde ese entonces, su visión ha sido construir un futuro donde millones de personas estén viviendo y trabajando en el espacio.

Richard Branson: el empresario sueña con democratizar de tal manera los viajes espaciales, que en el futuro sea viable para cualquiera ir a la Luna. Su compañía Virgin Galactic logró lanzar un vehículo tripulado con dos astronautas a 82 kilómetros sobre la superficie de la Tierra.

Larry Page: el cofundador de Google está a la cabeza de Planetary Resources cuya misión es encontrar recursos -como agua- fuera de la Tierra.

 

¿Cuánto cuesta un “emprendimiento espacial”?: desde hace unos años, Bezos ha estado liquidando anualmente alrededor de 1.000 millones de dólares en acciones de Amazon para financiar Blue Origin. El empresario, Elon Musk, comenzó SpaceX en 2002 con un capital de 100 millones de dólares procedentes de su fortuna tras la venta de PayPal, de la cual fue uno de los fundadores.

 

El rol de Chile

La guerra satelital: durante los últimos meses, Elon Musk ha desplegado satélites pequeños que formarán parte de un sistema global de banda ancha para entregar internet a todo el planeta. Mientras que Jeff Bezos no quiso quedarse atrás y desarrolló el “Proyecto Kuiper”, capaz de brindar internet desde el espacio.

El plan de SpaceX: en Chile la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) recibió una solicitud de la filial Tibro SPA (Orbit al revés), para instalar siete estaciones satelitales terrestres en nuestro país. Según el documento éstas se ubicarían en Coquimbo, Pudahuel, Talca, Puerto Saavedra, Puerto Montt y Punta Arenas. La idea es que desde estos lugares se establezcan conexiones con los satélites que lanzó Musk para entregar banda ancha al planeta, pero desde el espacio.

La idea del fundador de Amazon: por su parte, la multinacional de Jeff Bezos pretende instalar en nuestro país, inicialmente, ocho estaciones terrestres satelitales, también conocidas como Amazon Web Service (AWS) Ground Station. Para ello compró un terreno en Cabo Negro, ubicado muy cerca de Punta Arenas.

¿Por qué Chile?: porque es el mejor lugar para probar internet satelital hacia lugares remotos y poco conectados de la Tierra.