LA LECCIÓN EUROPEA

Escuchar y analizar cómo los países más afectados del continente europeo han enfrentado la pandemia del Coronavirus fue el tema de la primera videoconferencia organizada por Azerta, instancia en la que comentaron Andrés Velasco, Decano de la Escuela de Políticas Públicas de London School of Economics y ex ministro de Hacienda y John Müller, periodista y columnista del diario El Mundo, El Mercurio y Radio Pauta.

Para Velasco, la situación actual es sin duda la peor crisis económica del mundo desde la Gran Depresión, lo que justifica que se deba “tirar la casa por la ventana” para impedir dos golpes adicionales: preservar las relaciones laborales dentro de lo humanamente posible y evitar que la crisis de salud se transforme en una de tipo financiera.

Su mirada tiene sustento al detenerse en dos números relevantes: según el Fondo Monetario Internacional, en la crisis del año 2008 la economía mundial siguió creciendo, lo que contrasta con la proyección para 2020 que indica que se va a contraer un 3%. Adicionalmente y al mirar Estados Unidos, hasta mediados de abril 22 millones de personas estaban sin empleo.

En el plano político, John Müller destacó que una de las consecuencias de la pandemia es que ha vuelto a cobrar interés y vigencia el concepto de Estado-Nación, entendido como la actuación de una Institución fuerte que considera la ampliación de lo público y que adquiere legitimidad de la mano de la eficacia de las acciones que va adoptando. Sin embargo, lo anterior también implica la inevitable pérdida de libertades civiles al compartir información de cada uno para la búsqueda de nuevas medidas de prevención y cura de la enfermedad.

Müller es claro al precisar que otro efecto estructural generado por la pandemia es la reestructuración de la escala de valores: los intereses materialistas adquieren mayor relevancia que aquellos de carácter intelectual. A su juicio, la crisis también está demandando la actuación de liderazgos que entreguen confianza a las personas y considera que un confinamiento total puede ser muy perjudicial para las economías ya que se requiere la activación, aunque sea parcial, de ciertos sectores que hoy prácticamente han desaparecido, como por ejemplo el turismo.

En esta misma línea, Andrés Velasco señala que hoy debe ser prioridad asistir a las víctimas, expandir las redes hospitalarias, aumentar los test de detección del virus e implementar una hibernación inteligente: salvar vidas – que siempre será la prioridad – y cuidar la economía pensando en el mediano y largo plazo. Lo anterior demanda el cuidado para no cometer dos errores que se deben evitar a toda costa: minimizar el riesgo y no caer en un pánico total.


El Mercurio – 17 de abril del 2020

Diario Financiero – 20 de abril del 2020

Fuente: Diario Financiero


Puedes ver el webinar completo aquí: